• Asturias• READERNoticias

El medio rural asturiano: dudas y esperanzas. La necesidad de generar oportunidades laborales

By 5 abril, 2021 No Comments

Cualquier habitante del medio rural asturiano y, por extensión, del resto del Estado debería haberse vuelto loco, incrédulo o escéptico ante la avalancha de planes de recuperación, regeneración, dinamización, desarrollo, de choque y demás palabras altisonantes que día a día escuchan y leen. Honestamente creo que a la mayoría de los profesionales, políticos y demás agentes que trabajamos por y desde el medio rural nos falta pragmatismo, practicidad y conocimiento real de lo que tenemos entre manos y, sobre todo, deberíamos contar más con la opinión y la experiencia de quien verdaderamente conoce y vive en él.

Tengo la peligrosa percepción de que no existe una idea clara de la Asturias que queremos para el futuro, a medio y largo plazo, sin una clara conexión y coordinación de las políticas estratégicas y fundamentales de esta región.

El campo asturiano resiste gracias a la inyección externa de fondos, procedentes de la UE y especialmente de la PAC.

El medio rural asturiano resiste gracias a la inyección externa de fondos procedentes de la UE y especialmente de la PAC, que cubre el déficit real generado por la escasa sostenibilidad económica de algunas actividades, fundamentalmente ganaderas, una agricultura con muchas posibilidades pero poco desarrollada, un sector forestal desigual, una agroindustria con mucho futuro y una economía complementaria, de servicios y turismo básicamente, con margen de mejora y crecimiento. Con estos pilares debemos reordenar y planificar un crecimiento sostenible de nuestro medio rural (económico, social y medioambiental) desde una perspectiva holística e integradora, dimensionando intervenciones y fomentando el desarrollo de los recursos autóctonos.

Un medio rural asturiano con futuro debe ser aquel en el que sus habitantes dispongan de buenos servicios e infraestructuras, así como de oportunidades laborales viables y que les generen recursos económicos para vivir dignamente en él. Esta es la verdadera política de lucha contra el despoblamiento frente a intentos creativos e inciertos.

Desarrollar una ganadería bovina sostenible y rentable, con unos precios de venta final razonables para el productor, acompañada con una diversificación hacia otras especialidades con gran margen de crecimiento, asociado a la agroindustria, como la avícola o la ovina, debe ser afrontado con planificación y recursos.

Seguir leyendo el artículo en LA NUEVA ESPAÑA. 

Artículo de Juan Antonio Lázaro Menéndez. Gerente del Grupo de Desarrollo Rural Bajo Nalón y publicado en el diario La Nueva España.