La FAO y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) han establecido una alianza para la eliminación de la pobreza rural en América Latina, informó hoy la primera entidad.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la alianza está formada por los principales expertos latinoamericanos en desarrollo rural y su objetivo principal es “proponer soluciones innovadoras que tengan un impacto concreto en la vida de millones de personas”.

El representante regional de la FAO, Julio Berdegué, sostuvo que las estrategias de reducción de la pobreza rural fueron creadas el siglo pasado y se basan en supuestos que ya no son necesariamente válidos. “Necesitamos soluciones del siglo XXI a este problema”, añadió.

La FAO subrayó que la reducción de la pobreza rural se ha estancado en América Latina en los últimos años e incluso ha retrocedido en países como Guatemala, México y Costa Rica.

“A pesar del crecimiento económico de la región y los esfuerzos de los gobiernos, hoy casi la mitad de los habitantes rurales de la región son pobres y cerca de un tercio son indigentes”, apuntó el organismo de Naciones Unidas.

Además, los que más sufren son los más pobres entre los pobres, como deja en evidencia el hecho que la indigencia rural bajó menos de un punto porcentual entre 2012 y 2014, y se mantiene en 27 %.

“Los pobres rurales están en áreas marginadas donde a los gobiernos y las organizaciones les es más difícil llegar”, explicó Lauren Phillips, especialista del FIDA en políticas públicas.

“Ahí hay otros tipos de problemas de género, de exclusión de indígenas y afrodescendientes, donde los desafíos son más grandes”, precisó.

La alianza entre la FAO y el FIDA elaborará una propuesta regional que presentará a los gobiernos de América Latina y trabajará con países piloto para crear formas de intervención diseñadas a cada realidad nacional y territorial.

Esta iniciativa se constituyó formalmente durante una reunión que congregó a 25 expertos en el tema y que se celebró el 28 y 29 de agosto en la oficina regional de la FAO, en Santiago de Chile.

Alain de Janvry, académico de la Universidad de California, consideró que hay que ir más allá de la tecnología agrícola y el acceso a la tierra, y pensar en la transformación de los sistemas de producción.

Los miembros de la alianza recalcaron que su prioridad será llegar a los gobiernos con propuestas concretas y prácticas que puedan mejorar las capacidades de los países para acabar con la pobreza rural.

“Se trata de poner en conjunto muchas de las mejores capacidades que tenemos en la región al servicio de tomadores de decisiones que tengan un interés serio en acabar con la pobreza rural”, concluyó el representante regional de la FAO.

Fuente de la Noticia: AGENCIA EFE 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies