• READERNoticias

La agricultura ecológica se debe imponer al cultivo y producción tradicional, advierten los expertos

By 5 marzo, 2018 No Comments

La agricultura ecológica se debe imponer a la tradicional. Así lo han advertido Carlos Nuño Palacio, Director Técnico del Consejo de la Producción Agraria Ecológica del Principado de Asturias (COPAE); Amaia Ortiz Baredo, Jefa del Departamento de producción y protección vegetal de NEIKER-Tecnalia, Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario y Sara Vila, Representante de Verde Prau y Pablo Herrero Calvo y Jorge del Olmo Martín, de Efecto Ecológico, asociación de productores y consumidores de productos ecológicos en Cantabria. Todos ellos han participado en la Jornada Producción Ecológica: Una oportunidad para el campo asturiano que, el día 2 de marzo, la Red Asturiana de Desarrollo Rural y el Centro de Desarrollo Rural han organizado en las instalaciones de Edes, en Tapia de Casariego e inaugurada por el Presidente del Grupo, José Antonio Barrientos y el representante de CAJA RURAL Asturias.

Con una importante asistencia de productores y promotores del occidente asturiano, la jornada comenzó con la intervención de Carlos Nuño Palacio, Director Técnico del COPAE. Según explicó, alrededor de 400 explotaciones agrícolas y ganaderas están incluidas actualmente en el Consejo de Producción Agraria Ecológica del Principado de Asturias, que incluye producción ganadera y agrícola, y producciones de plantaciones de manzano de sidra, arándanos y pequeños frutos del bosque, acuicultura y producción de algas. Destacó, además, que la agricultura ecológica se está quedando atrás en Asturias frente a la ganadería con 12.000 cabezas de ganado de vacuno de carne frente a las 40 ganaderías de leche.

Nuño Palacio subrayó que España es actualmente el primer productor de la Unión Europea en producción agrícola; en cambio ni siquiera se encuentra entre los quince primeros en consumo de la misma. En cualquier caso, está creciendo la demanda real de productos ecológicos.

El Director Técnico del COPAE explicó que, en el momento actual, no tiene sentido iniciar una actividad agraria o ganadera en producción intensiva o convencional, dado que la opción más viable es la producción ecológica.

En este sentido, recordó que una vez sean publicadas las ayudas de la PAC para las producciones ecológicas, es un buen momento para “plantearse el inicio, o bien la reconversión a la actividad”; informando que cualquier explotación tradicional que opte por su transformación a lo ecológico “debe solicitarlo al COPAE”, organismo coordinador autorizado para este fin, añadiendo que esa reconversión requiere de un proceso de transición.

A continuación intervino Amaia Ortiz Barredo, Jefa del Departamento de producción y protección vegetal de NEIKER-Tecnalia, Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, sociedad pública sin ánimo de lucro adscrita al Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco. Según explicó, esta comunidad autónoma siempre ha hecho una apuesta fuerte por la agricultura ecológica que presenta como política estratégica de desarrollo. De hecho, el fomento de la producción ecológica es una de las prioridades del Plan de Desarrollo Rural del País Vasco y la gran mayoría de las ayudas agrícolas deben ir dirigidas en esta línea.

En su opinión, la agricultura ecológica es una “oportunidad indudable”, además de “una exigencia” en el momento actual. Para el desarrollo y fomento de la agricultura ecológica se requiere de un análisis previo, en el que preste especial atención a los puntos críticos de todo el proceso. En el caso del País Vasco se detectó que la mayoría de las producciones que solicitaban su inclusión en ecológico no se mantenían en el tiempo, no se consolidaban. Investigadas sus causas, se concluyó que existía falta de apoyo técnico y un gran desconocimiento por parte de los agricultores para elaborar un plan de producción.

De hecho, uno de los mayores problemas que está frenando el aumento de la producción ecológica es precisamente el desconocimiento que existe en torno a este tipo de agricultura y ganadería. No hay competencia ni por parte de los interesados, ni tampoco por los organismos públicos, aseguró la Jefa del Departamento de producción y protección vegetal de NEIKER-Tecnalia.

A partir de estas debilidades detectadas, y ante el creciente interés del Gobierno Vasco por aumentar la producción ecológica en su territorio, en el año 2014 se puso en marcha el proyecto FOPE (Fomento de la Producción Ecológica) con los siguientes objetivos: incrementar la producción ecológica, desarrollar la cadena de transformación y comercialización y reforzar la demanda de producto ecológico local.

Entre los logros obtenidos, a partir de la puesta en marcha de este programa, se ha conseguido que el 95% de los que ahora se inscriben como ecológicos se mantengan; cifra que anteriormente no superaba el 35%. También ha aumentado la SAU de las explotaciones; e incluso con tendencia a seguir ampliando superficie por parte de las ganaderías para cultivo de grano y pasto. Por otro lado, se ha detectado un considerable aumento del consumo de productos agrícolas.

Expuestos los resultados, Amaia Ortiz Barredo animó a los productores asturianos a la reconversión a ecológico que, según dijo, requiere de un acompañamiento técnico a los agricultores día a día, no sólo información y atención puntual. Además, es necesario buscar fórmulas o sistemas que permitan el aprovechamiento de los excedentes de la producción, así como la constitución de unidades de suministro, a modo de agrupaciones de productores, que faciliten la reducción de costes de insumos y aumenten la rentabilidad de las explotaciones agrícolas.

La representante del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario concluyó su exposición manifestando que “la producción ecológica no es una oportunidad, sino una obligación en el momento actual”.

Por su parte, Sara Vila Díez, de Verde Prau, contó su experiencia a partir de la recuperación de semillas tradicionales que, según dijo, se adaptan mejor al medio consiguiendo, por tanto, mejores resultados en la producción. A renglón seguido, explicó que se necesitan semillas de 30 años para las variedades hortícolas y de 50 años para frutales. No obstante, la recuperación de semillas tradicionales es un proceso lento que exige la recogida de material genético para su reproducción. En todo caso, Sara Vila reclama una adaptación de la normativa actual dado que la venta de estas semillas, aún no catalogadas, está tipificada como delito.

En opinión de esta productora, las Administraciones Públicas se deben implicar más no sólo fomentando el consumo de productos ecológicos entre la población, sino además en espacios públicos como hospitales y colegios.

Posteriormente, intervinieron Pablo Herrero Calvo y Jorge del Olmo Martín, ambos en representación de Efecto Ecológico, una experiencia asociativa de productores y consumidores de productos ecológicos en Cantabria. Este pequeño grupo de productores ecológicos empezó distribuyendo los productos en los mercados semanales de dos municipios cántabros. Al mismo tiempo, crearon un grupo de consumidores que después se sumaron a la asociación como socios. Crean una página web que facilita las labores de distribución y son los propios productores los que consiguen los productos que ellos no producen y que, sin embargo, demandan los consumidores. Con tal fin realizan convenios de colaboración con pequeñas tiendas especializadas e incluso ofertan productos de otras comunidades como por ejemplo Navarra.

En opinión de los representantes de Efecto Ecológico, la creación de grupos de consumidores es una fórmula de gran éxito para la comercialización de los productos porque es capaz de generar sinergias entre consumidores y productores. La plataforma digital es una herramienta útil que facilita la compra a los consumidores.

Durante la Jornada se celebró una mesa redonda en la que participaron Mª Luz García Rodríguez, Presidenta de AGRECOASTUR S. Coop; Francisco Javier Pérez Martínez, de la Finca La Tellera, en Siero; Noelia García y Pablo Vélez Fernández, de Pitasana, granja ecológica de Boal; Guzmán Díaz Castañeira, de Ganadería Eco vacuno de leche de Tapia de Casariego; Diego Granda Sierra, productor de arándano y hortaliza ecológica de Piloña; Enrique Fernández Menéndez, Presidente de Catasol, Sociedad Cooperativa de Producción de hortaliza y tienda eco de Avilés y María Celis García, de la finca El Cabillón. Entre las conclusiones de la misma cabría destacar la disponibilidad de saberes, con mayor formación y transmisión de la información y experiencias, apoyo y seguimiento profesional; disponibilidad de semillas tradicionales, autóctonas, con variedades adaptadas al clima y el suelo asturiano; mejorar la distribución; abrir nuevos mercados; fomentar el consumo desde la Administración Pública y el asociacionismo entre productores, y por último, potenciar la creación de grupos operativos.

La Jornada concluyó con una exposición de Germán Campal Fernández, Gerente del CEDER Navia-Porcía, sobre las ayudas LEADER a inversiones en explotaciones agrarias. Finalizadas las intervenciones los asistentes y ponentes fueron invitados a visitar la Finca de Producción Ecológica El Cabillón.

Fuente de la Noticia: CEDER NAVIA PORCÍA – READER

VER VÍDEOS:

PARA ELEGIR CUALQUIERA DE LAS OCHO INTERVENCIONES, PICAR CON EL BOTÓN IZQUIERDO ENCIMA DEL SÍMBOLO DE LAS RAYAS Y LA FLECHA, SITUADO EN LA PARTE SUPERIOR IZQUIERDA DEL VÍDEO