El volumen de facturación de las empresas asturianas en productos ecológicos  ha experimentado  un “fuerte incremento” hasta el mes de agosto de este año y supera ya en un 17% el registrado en el mismo periodo de 2016, “por lo que se puede presumir que a final de año siga creciendo”, ha asegurado hoy en Vegadeo la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez.

 Álvarez, que ha inaugurado ECO21: Muestra de Cultura Ecológica y Desarrollo Sostenible Oscos-Eo, ha indicado que actualmente existen 646 operadores en el Principado dedicados a este subsector, de los que  390 son productores, 94 elaboradores y 161 comercios minoristas. La producción de todos ellos en 2016 alcanzó los 7,7 millones, un 9% más que en 2015.

En opinión de la consejera, es significativo también el crecimiento del número de productores y, especialmente, en vacuno de leche, “que se ha duplicado en 2017, pasando de 14 a 28, después de permanecer estancado varios años”. Este aumento se ha producido principalmente en la zona occidental, en la que están inscritas 16 ganaderías. Además, el número de industrias se incrementó asimismo en un 17% en 2016 respecto a 2015 y en lo que va de año se implantaron otras 17 nuevas, alcanzando un total 94, un 18% más.

 Este tipo de producción “no ha dejado de crecer y de posicionarse en los últimos 26 años y, además, toda la producción se vende con un nivel de precio razonable que asegura la rentabilidad de los profesionales”, ha subrayado la consejera. Ha añadido, además, que las condiciones naturales de Asturias son excepcionales para la producción de alimentos ecológicos por lo que ha animado a agricultores y ganaderos a “producir en ecológico  porque no les va a suponer un cambio sustancial respecto a su forma ordinaria de trabajar y les comportará una mejora económica”. 

 Álvarez ha afirmado que este tipo de actividad siempre estará asociada a tres características: volúmenes de producción nunca elevados y con una fuerte componente artesanal; notable diversidad en las producciones, y presencia territorial  (ambiental, social y cultural). Las tres son el elemento armonizador del carácter de las producciones asturianas, y en consecuencia, el Principado dispone de una “estupenda base para la producción ecológica y, por tanto,  sin grandes alteraciones en la forma de trabajar”. En su opinión, “Asturias está en condiciones de dar carácter ecológico a un porcentaje muy notable de su producción primaria”..

 Para el Gobierno, la capacidad de producción es superior a la demanda interna, lo que no supone ningún problema “porque lo ecológico vende fuera de Asturias”, según Álvarez, que ha precisado, sin embargo, que este hecho obliga “a unos niveles de organización y concentración de oferta por parte de los operadores en ecológico”. La mayoría de la producción primaria asturiana tiene un sello de calidad y de respeto territorial, es sana, ambientalmente sostenible y de calidad, lo que no es incompatible con que una parte de ella tenga, además, la acreditación de ecológica.

 La consejera ha asegurado que el Consejo Regulador de la Producción Ecológica (Copae) ha demostrado ser un buen instrumento para apoyar, controlar las producciones y ayudar a consolidar el sector, y ha garantizado el compromiso del Gobierno asturiano con la entidad, que este año ha recibido una subvención de 191.000 euros para el control y la promoción, de tal forma que el consumidor “sea capaz de identificar y valorar la producción ecológica para tomar la decisión de comprar estas elaboraciones, que son sanas, naturales y, sobre todo, que se consiguen con un gran respeto ambiental”.

 Fuente de la Noticia: PRENSA DEL PRINCIPADO

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies