El presidente de Caja Rural de Asturias, José María Quirós, subrayó la necesidad de que las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) «no se rebajen ni un euro».

El de San Agustín es desde hace ya muchas ediciones un certamen de ganado cárnico, no lechero. «No cabe duda de que estas vacas sostienen más a la gente en el medio rural, y es algo que la administración tendría que apoyar para contribuir a sujetar a la población, para que no se marche», manifestó el presidente de Caja Rural de Asturias, José María Quirós, durante la visita que realizó ayer al recinto. También se refirió al lobo y al jabalí. «Habrá que establecer reglas que permitan acompasar la protección del medio ambiente y la ganadería. Tampoco cero que sea un tema muy difícil de solucionar, solo hace falta un poco de voluntad entre las dos partes», dijo al respecto.

Quirós subrayó la necesidad de que las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) «no se rebajen ni un euro», respaldando así la postura defendida por la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, y calificó de «aceptable» la actual situación de la ganadería asturiana. «La gente del mundo rural se defiende bien y sabe vivir con menos, que también es importante» señaló.

En cuanto al sector lácteo, «parece que al menos por el momento la política de concertar producción, distribución y venta está consiguiendo mantener los precios en unos niveles razonables, no buenos». El presidente de Caja Rural de Asturias expresó por último el apoyo de la entidad al mundo rural. «Para subsistir también tenemos que trabajar con otros sectores. Los ganaderos ya no son nuestros principales clientes, pero siguen siendo nuestra esencia. Son los que nos dan la raza».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies