LEADER 2014 – 2020 

La política europea de desarrollo rural contribuye a que las zonas rurales de la Unión Europea puedan hacer frente a los retos económicos, medioambientales y sociales que demanda el siglo XXI. Estas medidas, conocidas como el “segundo pilar” de la Política Agrícola Común (PAC), complementan al sistema de pagos directos a los agricultores y a las medidas para gestionar los mercados agrícolas (el denominado “primer pilar”). La política de desarrollo rural comparte una serie de objetivos con los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE).

La política de desarrollo rural europea se financia a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) dotado de 100.000 millones de euros para el septenio 2014-2020, periodo durante el cual cada país recibe de la UE una dotación financiera.

En los 28 Estados miembros existen 118 programas de desarrollo rural (PDR) para ese periodo, de los que 20 son programas nacionales únicos. Ocho Estados miembros han optado por tener dos o más programas (regionales).

Marco de la UE para los programas de desarrollo rural

Los Estados miembros y las regiones elaboran los programas de desarrollo rural en función de las necesidades de sus territorios y con el objeto de abordar, como mínimo, cuatro de las seis prioridades comunes de la UE que se mencionan a continuación:

  • promover la transferencia de conocimientos y la innovación en el sector agrícola y el sector silvícola en las zonas rurales.
  • mejorar la viabilidad y la competitividad de todos los tipos de agricultura y promover las tecnologías agrícolas innovadoras y la gestión sostenible de los bosques.
  • promover la organización de la cadena alimentaria, el bienestar de los animales y la gestión de riesgos en la agricultura.
  • restaurar, conservar y mejorar los ecosistemas relacionados con la agricultura y la silvicultura.
  • promover la eficiencia de los recursos y apoyar el paso a una economía hipocarbónica y adaptable a los cambios climáticos en los sectores agrícola, alimentario y forestal.
  • fomentar la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo económico en las zonas rurales.

Para aprovechar al máximo la contribución de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y establecer principios que faciliten  el proceso de programación a nivel de los Estados miembros y regiones, se ha establecido un Marco Estratégico Común (MEC).

El MEC debe facilitar la coordinación sectorial y territorial de la intervención en el periodo 2014-2020.

Para ello se tendrán en cuenta, las metas y los objetivos de la estrategia de la Unión para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador (Europa 2020), teniendo en cuenta los retos territoriales clave de los diferentes tipos de territorio europeo.

Documento de Trabajo del Consejo Económico y Social Europeo sobre el Marco Estratégico Común.

Basándose en el MEC, cada Estado miembro debe preparar, en colaboración con sus interlocutores sociales, económicos, ambientales, etc.  y en diálogo con la Comisión, un Acuerdo de Asociación.

Consulta aquí el contenido del Acuerdo de Asociación. 

El acuerdo de asociación debe traducir los elementos del MEC al contexto nacional y establecer compromisos firmes para conseguir los objetivos de la Unión a través de la programación de los Fondos EIE. Dicho acuerdo debe establecer los mecanismos para garantizar la coherencia con la estrategia de la Unión para lograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, así como con los fines específicos de cada Fondo en cada Estado Miembro, mecanismos para garantizar una  ejecución efectiva y eficiente de los Fondos EIE y un enfoque integrado para el desarrollo territorial.

El Acuerdo de Asociación es el documento estratégico, elaborado por cada Estado miembro de la UE, que expone la estrategia y prioridades de inversión de los Fondos EIE (FEDER, FSE, FEADER y FEMP) para el período 2014-2020 y los mecanismos básicos para que sea efectiva.

 A fin de contribuir a la estrategia Europa 2020 y a las misiones específicas de cada Fondo de acuerdo con los objetivos basados en el Tratado de la Unión Europea, incluida la cohesión económica, social y territorial, los Fondos EIE deben centrar su ayuda en un número limitado de objetivos temáticos comunes (11), recogidos en el Reglamento de Disposiciones Comunes. Los objetivos del desarrollo rural se enmarcarán en seis Prioridades de Desarrollo Rural, que reflejan los Objetivos Temáticos del MEC.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies