Proyectos

MULTIPLIC@

By 13 enero, 2018 No Comments

220x0_multiplica

  El objetivo de este proyecto fue incorporar el tejido empresarial asturiano al negocio electrónico, especialmente en aquellas empresas con mayores dificultades para acceder a la red, como es el caso de los negocios rurales.

La Red Asturiana de Desarrollo Rural (READER), en el marco del proyecto Multiplic@, ha promovido el uso de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) entre las empresas ubicadas en el medio rural de la región. A través de un programa de formación y diversas charlas y seminarios, organizados en distintos centros SAT (Servicios Avanzados de Tecnología) del territorio, los promotores y los emprendedores, beneficiarios de las ayudas LEADER + y PRODER II, tuvieron la oportunidad de conocer, por ejemplo, las ventajas que ofrece la aplicación del comercio electrónico en sus negocios.

El objetivo del proyecto Multiplic@ -enmarcado dentro de la iniciativa comunitaria EQUAL y cofinanciado por el Fondo Social Europeo (FSE) y el Principado de Asturias- y en el que READER participa como socio, fue incorporar el tejido empresarial asturiano al negocio electrónico, con especial hincapié en aquellas empresas en las que la brecha digital es más pronunciada, como es el caso de los negocios e iniciativas empresariales ubicadas en el ámbito rural.

Se pretendió promover el uso especializado de las TIC en las empresas, planteando métodos y estrategias de acompañamiento para llevar a cabo la adaptación de las PYMES y la capacitación de sus trabajadores y trabajadoras en asuntos relacionados con el negocio electrónico.

La prioridad del proyecto era lograr que se integraran, de forma productiva, las TIC en los procesos empresariales conviviendo de manera natural con los medios tradicionales, creándose así entornos que favorezcan la incorporación y el desarrollo del negocio electrónico mejorando la competitividad a medio plazo.

Para llevar a cabo este proyecto se plantearon una serie de actuaciones y líneas de actividad que comienzan con la sensibilización de gerentes, responsables de la empresa y sus trabajadores y trabajadoras.

Una vez llevada a cabo esta actuación, la siguiente fase fue la capacitación del personal laboral en el uso de las TIC para finalizar con una certificación. La creación de la certificación e-Trabajador/a supuso un elemento diferenciador para aquellas personas que accedan a los programas de formación.

Paralelamente las empresas están preparadas para iniciar una adaptación tecnológica de su negocio, incorporando y aplicando procedimientos y estrategias de negocio electrónico, adecuando para ello los procesos de negocio al uso de nuevas tecnologías. En este punto se establece y se considera fundamental el acompañamiento a las empresas para afrontar este proceso. Especialmente novedosa durante esta fase fue la incorporación del “Mentor/a” cuya función era acompañar, alentar, impulsar, enseñar a los y las gerentes y, en definitiva, resolver cualquier situación que pudiese desanimar al empresario o la empresaria en su proceso de adaptación. Al finalizar este proceso la empresa debe estar preparada para obtener la certificación de e-Empresa.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación en empresas del entorno rural.

Los diversos estudios sobre la situación de la Sociedad de la Información en Asturias reflejan que, aunque el nivel de equipamiento y uso de las TIC es elevado con respecto a otras comunidades, en las empresas del entorno rural se detectan ciertas carencias en cuanto al grado de uso y desarrollo de Tecnologías de la Información y la Comunicación, dándose la circunstancia de que por las particularidades de una empresa rural se puede obtener un doble beneficio con la aplicación y puesta en marcha de estrategias de negocio electrónico.

A partir de este diagnóstico, las charlas divulgativas pretendieron acercar a gerentes, trabajadores y trabajadoras de las empresas participantes al comercio electrónico, sus ventajas y beneficios.

Estas charlas fueron impartidas por técnicos de los Centros SAT, lo que permitió a las personas asistentes conocer los servicios que se prestan en estos centros, orientados a facilitar información y asesoramiento gratuito y personalizado para la implantación de las TIC en las empresas.

A continuación se detallan algunas de las recomendaciones relacionadas con las TIC que se han recogido durante estas jornadas y otras actuaciones del proyecto que se han llevado a cabo hasta el momento.

• El ordenador, junto con las aplicaciones de gestión, es una herramienta imprescindible en las empresas del entorno rural, ya que permite agilizar las tareas administrativas y disponer de información única y en tiempo real. La emisión de facturas y nóminas, la contabilidad o la gestión de clientes son algunos de los procesos que podrían se automatizados.

• Asimismo, las aplicaciones ofimáticas son un apoyo a todas las áreas de la empresa, desde el análisis de rentabilidad de operaciones comerciales a través de, por ejemplo, hojas de cálculo, hasta el diseño de catálogos comerciales o presentaciones de empresa.

• Internet constituye un nuevo canal de venta que apoya y complementa a los canales tradicionales. La página Web o el envío de catálogos electrónicos a la clientela potencial supone una vía de promoción sencilla y económica para las empresas del entorno rural. El desarrollo de una página de comercio electrónico puede ayudarnos a ampliar nuestro mercado independientemente de la ubicación física de la empresa.

• El comercio electrónico (“cualquier tipo de actividad que se realice a través de Internet”) permite a las empresas ampliar su mercado potencial de clientes, dar una promoción alternativa a sus productos, pudiendo comercializarlos en lugares de venta muy lejanos y con una total libertad de horarios.

• Hay una serie de preguntas que hay que plantearse a la hora de implantar el comercio electrónico. Cuestiones como, por ejemplo, si ¿podemos adaptar nuestro negocio al comercio electrónico?, ¿cuál es nuestro objetivo?, ¿qué servicios voy a ofrecer?, ¿a quién voy a vender mi producto?, ¿qué publicidad voy a hacer?, ¿qué logística voy a emplear? De cómo afrontemos cada una de estas cuestiones dependerá el éxito de nuestra implantación.

• La página web pasa a ser la imagen de nuestra empresa en Internet. Ha de transmitir perfectamente la imagen del producto, ha de ser homogénea con la imagen corporativa de la empresa, ha de trasmitir imagen de marca y ha de ser fácil en su navegación.

• Es conveniente la implantación escalonada y progresiva del comercio electrónico, es decir, ir dándole a la página Web cada vez más contenido en función de la respuesta que estamos obteniendo. Inicialmente la presencial, pero gradualmente se irá incorporando la posibilidad de hacer reservas y pedidos on-line mediante formularios y/o carritos de la compra, y culminará el proceso a través de la implantación de la Tienda Virtual en la cual se incluirá una pasarela de pago o TPV virtual.

• El posicionamiento de nuestra web y el diseño de un buen plan de marketing son fundamentales para el éxito de la misma. A veces, ser la primera es más importante que ser la mejor, ya que el 45% de las personas usuarias no pasan de la primera página de resultados de la búsqueda.

• El cumplimiento de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSICE) y de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) son factores que pueden ayudar a la posible clientela a vencer la desconfianza existente a comprar por Internet. El indicar detalladamente las etapas de compra, las condiciones generales de contratación o dar la información general de la empresa de manera clara favorecen la creación de confianza en el comercio electrónico.

Otras aplicaciones de las TIC al negocio (negocio electrónico).

El concepto de negocio electrónico va más allá del de comercio electrónico, ya que no sólo integra a éste, sino que implica la incorporación de las TIC a todos los procesos de negocio de la empresa, tanto internos como externos.

• La conexión a Internet posibilita una nueva forma de comunicarse de manera ágil y eficaz con clientes y empresas proveedoras, o realizar multitud de trámites como las operaciones bancarias, que ya ofrecen la mayoría de los bancos a través del ordenador y del teléfono móvil.

• La oficina móvil está constituida por un conjunto de dispositivos: teléfonos móviles (con conexión a Internet), PDAs (agendas electrónicas), ordenadores portátiles que permiten trasladar la oficina a cualquier ubicación y enviar y recibir la información necesaria a otros dispositivos propios o ajenos. Sin duda, la oficina móvil estará especialmente indicada para aquellas empresas en las que los trabajadores y trabajadoras pasan la mayor parte de la jornada laboral fuera de su sede de trabajo.

• La e-Administración (realización de trámites electrónicos con la Administración Pública a través de Internet) reduciría considerablemente los costes de gestión de las empresas rurales, ya que al poder realizar trámites o consultar toda la información relativa desde nuestra oficina reduciría tiempos de desplazamiento, así como una mejora en el acceso a información relativa a subvenciones, ayudas, etc. Con este ánimo, desde el proyecto Multiplic@ se intenta promover y agilizar la incorporación de nuevos trámites digitales exigidos por la Administración Pública Regional.

• La teleformación (formación a través de Internet) es una buena solución para ofrecer formación a los trabajadores y trabajadoras, esencialmente cuando sus empresas se encuentran en entornos rurales y apartados de las urbes, y por tanto con más dificultades de acceso a los recursos.