• READERNoticias

El nuevo Gobierno del Principado cercena el desarrollo de las comarcas rurales de Asturias para los próximos diez años

By 10 noviembre, 2011 No Comments
El Gobierno del Principado de Asturias, presidido por Francisco Álvarez Cascos, pretende imponer un recorte económico de 54 millones de euros a las políticas de desarrollo rural ya comprometidas en la región. De llevarse a cabo esta medida supondrá la paralización del programa LEADER que opera en Asturias y por tanto, un ataque directo a las economías de los emprendedores y las emprendedoras rurales adscritos a este programa de dinamización económica y creación de en las comarcas rurales.

Este recorte, sin precedentes, implicará también que un millar de inversores se puedan quedar sin la aportación pública comprometida o lo que es lo mismo, que no puedan llevar a cabo su proyecto con la pérdida de creación de nuevos puestos de trabajo que ello acarrea. Esta situación es especialmente grave para los 413 proyectos ya aprobados hasta la fecha, dado que muchos de ellos han aportado fondos privados que no se verán correspondidos con la cofinanciación pública acordada o que ésta podría llegarles en el año 2020. Es decir, un emprendedor que haya puesto en marcha una pequeña empresa y haya adelantado inversión privada contando con que también recibirá ayuda pública, o no la percibirá o tendrá que esperar hasta dentro de cinco años para obtenerla. Es de esperar que, bajo este panorama, los emprendedores desistan en su intento de poner en marcha proyectos en el medio rural asturiano. Y así lo denuncian el Presidente de la Red Asturiana de Desarrollo Rural, Francisco González Méndez y los Presidentes de los once Grupos de Desarrollo Rural de Asturias (GDRs, en adelante) que aglutinan a un total de 67 municipios asturianos.

El Principado de Asturias había recibido en el periodo 2000 – 2006 en torno a los 100 millones de euros para la puesta en marcha del Eje LEADER del Programa de Desarrollo Rural del Principado de Asturias. Esta cifra se redujo a 46 millones en el actual periodo comunitario 2007-2013, dado que la región dejaba de ser objetivo 1 para pasar a ser objetivo de transición tras la entrada en la Unión Europea de países con rentas per cápitas más bajas. Para evitar que esta merma afectara al desarrollo rural asturiano el Gobierno del Principado de Asturias de entonces suscribió un convenio con los once Grupos de Desarrollo Rural en el que se comprometía a aportar 54 millones de euros adicionales de fondos propios. De esta manera se llegaba a los 100 millones de euros que percibía la comunidad autónoma.

Con esta previsión de fondos y el convenio suscrito han venido trabajando los once Grupos de Desarrollo Rural que operan en el Principado de Asturias y con idénticos criterios han concedido ayudas a inversores privados, autónomos y pymes que han puesto y pretenden poner en marcha iniciativas empresariales a lo largo de todo el tejido rural asturiano.

El actual Ejecutivo regional pretende mantener únicamente los 46 millones de euros que se cofinancian a través de las tres Administraciones, de los que le corresponde aportar tan sólo 6,9 millones de euros. Motivo por el cual la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos está advirtiendo a los GDRs que el Principado de Asturias no se hará cargo de la parte del programa desarrollo rural, es decir, del Eje Leader no cofinanciada. Su intención es que esta última parte (es decir, los 54 millones de euros) sea trasladada al siguiente periodo 2014 -2020, siendo ese importe la dotación total del programa de desarrollo rural para dicho periodo, que además, estaría cofinanciada por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la Unión Europea, con lo que sólo tendría que aportar en torno a los 8,1 millones de euros.

En definitiva, el cambio supondría que el Principado de Asturias pasaría de aportar a las políticas de desarrollo rural 60,9 millones de euros en seis años (2007-2013) a aportar 15 millones en catorce años (2007-2020). Si así es, la jugada es perfecta, por lo que entendemos que habría que concedérseles el Nobel de economía a ellos, y a nosotros, los GDRs y a los habitantes del medio rural, el de idiotas.

Esta maniobra orquestada por el Gobierno de Asturias de solapar dos periodos comunitarios es totalmente impresentable y más aún, perversa, puesto que pretenden ralentizar las ayudas que se dan a los inversores e imponer un retraso en la adjudicación de las mismas, que haga que éstos finalmente desistan de acudir a las convocatorias. Esto permitiría al Gobierno regional argumentar dos cosas:

1. Que el programa no necesita de más fondos.

2. Que la inoperancia del mismo se debe por un lado, a que los emprendedores no acuden a las convocatorias, y por otro, a que los Grupos de Desarrollo Rural no son capaces de gestionar este programa de 100 millones.

Por lo tanto, serían los GDRs y los emprendedores y las emprendedoras los responsables de la inoperancia del desarrollo del Eje LEADER y no la Administración autonómica. Cuando sin embargo, son los responsables del Gobierno regional los que nos advierten que, en la situación actual, ejecutar más de 46 millones de euros del programa es una temeridad, puesto que lo único que está garantizado son los fondos procedentes de la Unión Europea.

Los grupos que han venido trabajando a tres turnos en estos tres años del programa y que nos sitúa en el ecuador del mismo, ya han conseguido gestionar 44 millones de euros de ayudas por lo que sólo restarían dos millones de euros para gestionar en los próximos tres años. O lo que viene a ser lo mismo: el programa LEADER cerraría sus puertas en Asturias a final de año.

Texto Integro

RED ASTURIANA DE DESARROLLO RURAL