Cristopher Cordero aprendió el oficio de panadero ayudando a su padre en la panadería que su familia regenta en Gijón, hasta que decidió montar su propio obrador en Moreda, en el concejo de Aller. Fue una decisión valiente y arriesgada que tomó junto a su mujer Isabel Molero. Hoy ambos son los propietarios del obrador y despacho de pan L’ Artesana, donde además de una gran variedad de repostería, se hornea un pan tradicional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies