Principal-destacada

Planas invita a las CCAA a unir apoyos con el Ministerio para demostrar fuerza y unión en Bruselas

By 19 julio, 2018 No Comments

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reiterado su intención de convertir la negociación de la futura PAC (Política Agrícola Común) a partir de 2020 en una cuestión de Estado, promoviendo una posición común para que la postura española se presentase en Bruselas como una demostración de “fuerza y unión”. Una declaración que ha tenido tintes de invitar a todas las comunidades autónomas a dejar de lado sus diferencias e intereses para buscar el consenso que todavía no se ha logrado de cara a la negociación global de la PAC, a diferencia del alcanzado con las organizaciones agrarias y cooperativas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas ha participado hoy en la 34ª Academia Europea de Jaca, en la que ha recordado el valor que ha tenido la Política Agrícola Común en la construcción de la Unión Europea, la protección de los agricultores y la alimentación de los ciudadanos.

El ministro ha resaltado la importancia trascendental para el sector agrario que supuso la adhesión de España en 1986 en la Comunidad Económica Europea, y por tanto, la aplicación de la PAC. En concreto, la PAC supone para España cerca de 7.000 M€ al año de fondos europeos.

La PAC supone el 1% de todo el gasto público en la UE, apenas 30 céntimos por habitante y día, y permite a 500 millones de europeos contar con un suministro estable de alimentos diversos, a precios razonables y con las mayores garantías, además de contribuir a mantener el medio ambiente.

EVOLUCIÓN DE LA PAC

Durante su intervención, Luis Planas ha recordado que los 6 países fundadores firmantes del Tratado de Roma en 1957 ya preveían la necesidad de una política común en el ámbito de la agricultura, para poder hacer frente a la escasez de alimentos y aumentar la producción, a la vez que se garantizaba una renta digna para los productores. Una idea que cristalizó en 1962, y allanó el camino para desarrollar tres décadas después, el mercado único.

Desde entonces, las diversas reformas de la PAC han evolucionado en sus objetivos, al pasar del impulso de las producciones a apoyar a los productores, buscar mejoras en la competitividad de las explotaciones o considerar cuestiones ambientales o climáticas.

El ministro ha reconocido que hay planteamientos de la PAC que han demostrado su éxito a lo largo de décadas y que se deben mantener o incluso reforzar, pero también otros que pueden y deben mejorarse, como la simplificación de su carga burocrática, un reparto más equilibrado de ayudas entre los beneficiarios, y mejorar el equilibrio de la cadena de valor.

Con esas mejoras, ha indicado que el sector agrario estará más preparado para los retos a los que se enfrenta: incrementos de población mundial y, por tanto, mayor exigencia de producción de alimentos, un contexto de mayor competencia por los recursos: tierra, agua o energía, además de tener que combatir los efectos del cambio climático.

Entre los retos que la próxima PAC debe ayudar a superar, el ministro ha señalado el relevo generacional. En concreto, ha destacado la importancia de integrar elementos que mejoren las condiciones de financiación, porque, en su opinión, los jóvenes solo permanecerán en el medio rural si consiguen que su actividad pueda ser rentable. Además, superar la brecha digital, la presencia más activa de la mujer o luchar contra la despoblación, son otros objetivos que la futura PAC debe ayudar a cumplir.

LA FUTURA PAC POST 2020

El ministro ha reiterado su intención de convertir la negociación de la futura PAC a partir de 2020, en una cuestión de Estado, negociando una posición común, definida con las comunidades autónomas, las organizaciones agrarias y cooperativas, y conformando un frente con otros estados miembro contra el recorte en las ayudas de la PAC. Esto ayudaría, en palabras del ministro, a que la postura española se presentase en Bruselas como una demostración de “fuerza y unión”.

En declaraciones a los periodistas, el ministro ha indicado que España pretende conseguir una PAC potente, que responda a los intereses del sector agrario, y además más sencilla, con menos trámites para agricultores y ganaderos, y también para la administración.

El ministro ha reconocido que en los meses que quedan “nos jugamos mucho” y serán de intenso diálogo con las instituciones comunitarias, para negociar el presupuesto, o proponer enmiendas a los reglamentos, pero ha garantizado que la negociación de la PAC será su principal prioridad, y en la que volcará la mayor parte de su esfuerzo.

Fuente de la Noticia: MINISTERIO DE AGRICULTURA, PESCA Y ALIMENTACIÓN