El sector ganadero afronta dos importantes retos en los próximos años, que pueden llenar de dudas el futuro de una actividad con importante arraigo en Asturias y que ahora se basa en un modelo más profesional, que apuesta por la selección genética y por la sanidad animal y que trabaja con productos de calidad. El primero, el relevo generacional, un problema que, como reconoció la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez , en la inauguración del 135.º Certamen de ganado de San Agustín, “es una de las preocupaciones en nivel europeo”. El segundo, qué pasará con las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2020.

Lee la noticia completa en LA NUEVA ESPAÑA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies