Las rederas es uno de los oficios más ancestrales y también uno de los más desconocidos del sector de la pesca. María Teresa Costales lleva casi veinte años dedicándose a confeccionar, atar, reparar y mantener las redes de pesca. Un trabajo hecho exclusivamente a mano para el que no existe máquina de coser, ni artilugio alguno, que pueda igualar la labor que estas mujeres realizan desde hace décadas. A su lado, en el Puerto de Lastres, trabaja María Margalles Barros, una de las pocas mujeres que ha decidido seguir esta tradición que, a falta de relevo generacional, corre peligro de desaparecer.

La inestabilidad de su rudo trabajo ha obligado a las rederas de Lastres a diversificar su actividad. Así, y aprovechando su habilidad con las aguja y la red, diseñan artesanía propia que, junto a otros artículos y productos de pesca, venden en una pequeña tienda que han habilitado en este puerto de mar del municipio de Colunga.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies