Miguel Sánchez López y su mujer tenían un empleo estable en Madrid pero decidieron volver a su tierra y plantearse la vida de otro modo. Ambos abrieron una tienda de pesca en San Esteban de Pravia, pequeña población costera del concejo de Muros de Nalón con un fuerte arraigo a la práctica de pesca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies